ARTICULO

Adenocarcinona invasivo del cuello de útero: reporte de caso clínico

Clara Imelda Lazcano Salazar1, Víctor Manuel Vargas Aguilar2, Víctor Manuel Vargas Hernández3

El cáncer cervical incluye neoplasias que se desarrollan en la porción fibromuscular inferior del útero, proyectándose dentro de la vagina, éstas se componen de varios tipos histológicos, siendo el carcinoma de células escamosas el más común de su presentación, se considera como el causante de 70% de todos los cánceres de cuello uterino. El adenocarcinoma cervical es catalogado como el segundo más frecuente en su incidencia, ha presentado en las últimas décadas cambios drásticos, aumentando considerablemente el porcentaje de casos, actualmente se presentan hasta en 25% de los casos de todos los cánceres en cuello uterino (anteriormente representaba hasta 10% de los casos). Dada la poca información y el aumento considerable de los casos de adenocarcinoma invasor en cérvix, investigamos este tipo de cáncer, su estudio, diagnóstico y manejo en vías de realizar un diagnóstico oportuno y mejorar su evolución-tratamiento.1Palabras clave: adenocarcinoma, cáncer, cuello uterino, pronóstico, biopsia, márgenes, estadificación, metástasis.

INTRODUCCIÓN

El adenocarcinoma tiene su origen en las células que constituyen el revestimiento interno de las glándulas de secreción externa, su principal función es sintetizar y traspasar los productos que se generan en la luz glandular. Pueden surgir en muchos tejidos del cuerpo debido a la naturaleza generalizada de las glándulas y la potencia de las células epiteliales. La presentación benigna de este tipo de cáncer se le conoce como adenoma. El cáncer de cuello uterino es una de las neoplasias malignas más comunes en el embarazo, con una incidencia estimada de 0.8 a 1.5 casos por cada 10 000 nacimientos.1,2

Según las estadísticas evidenciadas se sabe que 3% de las mujeres diagnosticadas con cáncer de cuello uterino están embarazadas o posparto en el momento del diagnóstico. Aproximadamente la mitad de estos casos se diagnostican prenatalmente, y la otra mitad en los 12 meses posteriores al parto.

To Top
PersonalTrainerCertification.us