carousel

ARTICULO

Hoyuelos Faciales ¡Adorables!

Solo el 20 por ciento de la población tiene hoyuelos, su aparición se debe a una deformidad de los músculos faciales.

Hay ciertas características o rasgos físicos que son imposibles de ocultar.

Existen dos clases de hoyuelos faciales: los de la barbilla y la mejilla. Los hoyuelos de la barbilla son causados por una hendidura subyacente en el hueso de la barbilla. Aunque, la teoría popular actual entre los científicos es que las mandíbulas hendidas son el resultado de la no fusión entre los lados izquierdo y derecho de la barbilla correctamente en el útero, durante el desarrollo fetal.

Los hoyuelos de las mejillas, se forman en la zona de la hipodermis, donde hay diversas fibras musculares de la cara que se adhieren a la piel exterior, y en aquellas partes donde hay más tensión, se produce un mayor estiramiento y una mayor depresión en la parte exterior, formando el hoyuelo, condición que puede generarse por herencia genética.

Esta singular característica puede formarse en otras muchas zonas del cuerpo, como los codos, las rodillas o la espalda, pero las más comunes son los que se forman en la mejilla.

Aunque algunos son naturales, también pueden ser “creados”, la  dimpleplastia es una intervención quirúrgica que consiste en realizar dos incisiones en el interior de la boca a ambos lados de la cara para marcar de forma artificial una pequeña depresión facial que imite los hoyuelos naturales.

¿Existen diferencias entre los hoyuelos naturales y los artificiales?

Sí, los hoyuelos naturales son un rasgo genético y se enfatizan especialmente cuando las personas ríen. En el caso de los hoyuelos operados, si al hilvanar no se le da una tensión intermedia, las puntadas quedarán muy tensas y la presencia de estos será permanente. Serán visibles tanto si se tiene un semblante serio como si se sonríe.

 

 

To Top
PersonalTrainerCertification.us