carousel

ARTICULO

Cómo hacer Home Office y no morir el intento

Con el Coronavirus, el trabajo en casa se ha convertido en una medida no opcional para reducir las posibilidades de contagio en las oficinas. En México, 39% de las organizaciones ya daba esa alternativa a sus empleados previo a la aparición del coronavirus. Lo que llama la atención es que la principal tecnología habilitada para operar a distancia es “acceder al email corporativo”, según reconoce 52% de las empresas en México.

Si bien, trabajar con una computadora portátil desde la cama, la sala, el comedor, o el lugar preferido del hogar es cómodo, esta situación representa un problema en la comunicación, que ahora se da mediante correos electrónicos, llamadas telefónicas y videoconferencias.

El “Home Office” no es exclusivo de trabajo administrativo, pues ante la emergencia sanitaria, distintas profesiones han tenido que adaptarse a esta modalidad para continuar laborando.

Lo positivo de esto es que estamos aprendiendo a hacer las cosas de distinta manera y hemos encontrado soluciones, con lo que se tiene, se puede. También es verdad que con el paso de los días, se pudiera llegar a estresar a más de uno, pero en estos momentos, es la mejor manera para prevenir un posible contagio y propagación del COVID-19.

Aquí algunos recomendaciones, para una vida profesional en la comodidad de tu hogar:

1.Establece horarios.- es importante respetar una rutina profesional: levantarse siempre al mismo tiempo, arreglarse como si fuera a la oficina (bañarse, vestirse, desayunar) y marcar tarjeta, aunque eso signifique solo prender el computador.

2.Dispón un espacio para tu oficina en casa

3. Haz saber a tu familia y amigos que no estás disponible.- es necesario dejar claro cuál es tu horario de trabajo y que tu trabajo desde casa, es igual como si estuvieras trabajando de manera presencial en tu empresa.

4.Organiza tu casa y tu espacio de oficina.- mantén la casa limpia, las cosas en su lugar y tu escritorio en orden. Perder el tiempo recogiendo o limpiando tu escritorio, va a generar falta de concentración.

5. Delimita tus horarios.- Llega a acuerdos con tus jefes y colegas de cuándo estarán todos disponibles. Trabajar en casa no quiere decir que no te pueda hablar nadie, pero tampoco significa que te puedan contactar en cualquier momento

También es importante que si tienes pequeños en casa, hables con ellos sobre lo que significa estar aislado en una contingencia sanitaria, inclusive, la razón por la que ellos no han asistido a la escuela y los mayores al trabajo. Es útil generar en conjunto una agenda de sus actividades. Durante el día organicen juntos los deberes y por la noche pueden jugar algunos juegos de mesa o leer un

To Top
PersonalTrainerCertification.us