carousel

ARTICULO

La fortuna de ser hijos de Luis Colín

Autores: José Luis, Diego y María José Colín Vega

Detrás de su rostro aparentemente impasible y el bigote que por muchos años lo distinguió, se esconde una personalidad caracterizada por una gran generosidad y pronta afabilidad, que quedan al descubierto con tan sólo intercambiar un par de palabras. Los que lo conocemos, sabemos que así es Luis Colín.

Es natural que, al describir a sus padres, los hijos, no sin razón, nos limitemos a enlistar una interminable variedad de halagos, virtudes y cualidades en el intento de dibujar de cuerpo entero a esos superhéroes. Sin embargo, tratándose de nuestro papá, sus pacientes, colegas, compañeros, colaboradores y amigos, no nos dejarán mentir, que
ese inventario estaría nutrido de sinceros elogios y reales bondades.

Toda serenidad y elocuencia, médico excepcional, amigo sin igual, destacada perseverancia y pasión por su vocación, pero sobre todo, desinteresada generosidad cuando de ayudar al prójimo se trata, son, entre muchos otros, los comentarios que orgullosamente estamos acostumbrados, o quizá malacostumbrados, a escuchar cuando las personas que conocen a nuestro papá, de poco o mucho tiempo atrás, lo refieren trasluciendo emotivo cariño y estima, algunas de las veces, entre tímidas lágrimas u ojos vidriosos de agradecimiento.

Te invitamos a leer más en la Edición de Motu Cordis, páginas 20 y 21.

 

To Top
PersonalTrainerCertification.us