carousel

ARTICULO

Dr. Enrique Gómez Álvarez Jefe del Servicio de Cardiología del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ISSSTE

INNOVACIONES EN CARDIOLOGÍA

En México la tercera parte de los fallecimientos están asociados con enfermedades cardiovasculares,“básicamente de infarto al miocardio y enfermedad cerebrovascular”, señala el doctor Enrique Gómez Álvarez, Jefe del Servicio de Cardiología del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE.

En nuestro país existe una elevada prevalencia de factores de riesgo que aumentan la frecuencia de estas patologías en la población, tales como: hipertensión arterial, “en México hay más de 25 millones de hipertensos” y la mitad  de ellos desconocen su padecimiento; diabetes; colesterol elevado; además de que “dos terceras partes de la población tiene sobrepeso u obesidad”.

El tabaquismo también es un importante problema de salud pública; así como los índices de sedentarismo que “son particularmente elevados” y aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

A nivel mundial los avances en cardiología han dado como resultado la implementación de nuevos procedimientos. El Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE ha incluido novedosas innovaciones terapéuticas en el área cardiológica para beneficio de sus derechohabientes. El especialista explica que la institución cuenta con tres programas: implantación de desfibriladores implantables, tratamiento de fibrilación auricular y reemplazo  valvular sin cirugía.

La implantación de los desfibriladores implantables es aplicada a pacientes con enfermedad cardíaca con peligro de muerte súbita, que debido a trastornos del ritmo cardíaco presentan fibrilación ventricular —donde el  músculo cardíaco pierde su ritmo y capacidad de bombeo—, y si el paciente no es atendido puede fallecer en pocos minutos.

Para atender cualquier emergencia de este tipo en diferentes partes del mundo se cuentan con desfibriladores. Sin embargo, en pacientes con alto riesgo de fibrilación ventricular, hoy en día, ya se cuentan con dispositivos —llamados cardioverters— que se colocan debajo de la piel y sirven para vigilar el ritmo cardíaco, “cuando la persona cae en fibrilación ventricular automáticamente el dispositivo es capaz de descargar un impulso eléctrico y restituir el ritmo cardíaco”.

Con el advenimiento de la tecnología, cada vez, hay dispositivos más pequeños y con mayor sensibilidad. Desde hace siete años la institución cuenta con la prestación de este servicio para sus derechohabientes. El Jefe del Servicio de Cardiología señala que, comparado con otros países latinoamericanos en México se colocan pocos cardioverters, debido a que se trata de instrumentos costosos y no todas las instituciones de salud pueden ofrecer esta tecnología.

Consulta más de este artículo en http://imagenglobal.org/wp-content/uploads/2017/06/FM-Cardiologi%CC%81a-BLOG.pdf

 

To Top
PersonalTrainerCertification.us